Educar Hoy

          

1:45 Minutos

 

La sociedad y los tiempos siempre han cambiado, pero nunca tan vertiginosamente como ahora.  Vivimos un proceso de cambio acelerado con impresionantes avances  tecnológicos que han invadido todos los aspectos de nuestra vida diaria, junto con la pérdida de los valores fundamentales del hombre.

Los medios audiovisuales, los dispositivos tecnológicos, las redes sociales forman parte del entorno diario de nuestros hijos y a través de ellos llegan un sinfín de ideas, de información y de influencias para las cuales los jóvenes no están realmente preparados.  Los mismos padres experimentan confusión ante la rápida sucesión de cambios que tienen que asimilar. 

Existe un abanico de adversarios que se filtran en los hogares, que los padres no siempre son capaces de controlar.  Es por ello que se hace necesario que los padres tomen conciencia que la educación de sus hijos no se puede dejar al azar y que son ellos, como los principales educadores,  quienes deben tomar las riendas de su educación.  Son ellos quienes deben proponer las metas educativas  que desean para sus hijos a través de un proyecto educativo personal.

El mundo en que los padres crecimos es muy distinto al mundo en que están creciendo y viviendo nuestros hijos, por lo que es necesario aprender a educarlos para el mundo que les toca vivir y saber claramente qué es lo que queremos para ellos. 

El mundo de hoy, con los cambios de cultura, la tecnología y la organización de la economía a nivel mundial  exige que, en su mayoría, ambos padres trabajen fuera del hogar y tengan por ello menos tiempo real para dedicar a la educación de sus hijos y que por consiguiente tampoco puedan controlar las influencias externas a las que están sometidos sus hijos.  Incluso en la familia se ha perdido progresivamente la conciencia de que los padres son los primeros educadores de los hijos, delegando su educación en las instituciones educativas.

Lamentablemente hoy en día, las formas tradicionales de educación como lo eran educar con el ejemplo o corregir cuando los hijos  hacían algo malo ya no son suficientes, sino que se vuelve prioritario el que los padres se preparen para adelantarse a los hechos y de esa manera puedan prevenir muchas cosas.  En otras palabras,  es necesario educar para el futuro.

Educar para el futuro, y para que los padres sepan qué conviene hacer en cada edad y en cada momento, exige una preparación. Los padres se encuentran frente al desafío de acompañar y orientar ese aprender espontáneo de sus hijos, ayudándoles con su experiencia a distinguir lo conveniente de lo inconveniente, lo fundamental de lo accidental.  Se trata básicamente de transmitirles una ética y unas herramientas que les permitan a largo plazo acceder a un estilo de vida que les brinde felicidad.

 En educación no existen reglas fijas,  por lo que aprender a educar a nuestros hijos requiere que los padres nos preparemos para ello continuamente, ya que cada situación que se presente y cada hijo son diferentes.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

El alumno del Siglo XXI

April 6, 2017

1/1
Please reload

Entradas recientes

February 26, 2018

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square